Ánimo y adelante

En esas dos palabras va mi mensaje. Ánimo y adelante. La primera, que no os falte. Cada día a cada uno de los que animáis la Fundación en los servicios que desarrolláis. En cada momento de vuestra vida y de vuestro trabajo. Que sepáis dialogar, escucharos y ayudaros... porque tenéis que dialogar, escuchar y ayudar a otros. La segunda, ¡siempre adelante! para seguir haciendo despertar esta sensibilidad, tan vivida por Ángel Tomás, en todos los que seguimos empeñados en seguir dando vida a Don Bosco hoy. Un abrazo.

Fernando Miranda

Responder

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.